Hacienda Petcanché

| Español | English |
Historia Historia

Historia

La construcción de la Hacienda Petcanché data del siglo XVI siendo una de las cuatro primeras estancias ganaderas del Estado según el documental "Haciendas de Yucatán, Crónicas de un renacimiento” (Dante interactivo, Mérida, Yucatán, año 2007).

Parte de la arquitectura de esta época se conserva gracias a que los hacendados yucatecos, en vez de demoler lo que había y construir en su lugar, refuncionalizaban sus antiguas haciendas y agregaban algunas nuevas instalaciones, adaptándolas a las necesidades que les requería el cultivo del Henequén.

Su primer propietario fue el Sr. Francisco de Loaiza. Su capilla perteneció a la diócesis de Yucatán, y en ella reposaron los restos mortales de dos ilustres obispos yucatecos: Don Leandro Rodríguez de la Gala y Don Crescencio Carrillo y Ancona.

Durante el gobierno del general Salvador Alvarado (febrero de 1915 a enero de 1918) se expropió una parte de la hacienda para formar la colonia Jesús Carranza. En 1932 le privaron de 24 hectáreas más para dotar de ejidos al pueblo de Itzimná, y en 1980 se expropió otra parte para formar el fraccionamiento Polígono 108.

En 1935 el tamaño de la hacienda era de 448 hectáreas e incluía lo que es ahora una  pequeña parte de la colonia Nueva Alemán, San Juan Grande, San Nicolás, San Esteban y Zacatal. Ese año, su entonces propietaria, Sra. Teófila Sierra de G. Cantón, dividió la heredad entre sus dos hijos, Gregorio y Lilia.

En 1956, la hacienda paso a ser propiedad únicamente de la segunda, quien se la vendió en 1958 al Sr. Omar Díaz y Díaz. En 1988 la congregación de las Carmelitas Descalzas ocupó el predio.

El 22 de julio de 1997 la casona de Petcanché fue declarada patrimonio de la ciudad.

 

© 2008 - 2017 Hacienda Petcanché. Calle 20 #424 x 35 Col. Nueva Alemán.
Tel/Fax: +52 (999) 927 3535. Cel: +52 1 (999) 324 4640.
Mérida, Yucatán, México. | Cano Corporativo